¡Llame ahora e infórmese!

934-870-380

Horario de Lunes a Viernes de 9 a 19h

TRABAJAMOS EN TODA ESPAÑA

Bruselas manifiesta al gobierno español que el rescate afectará tanto a la deuda como al déficit

La oficina estadística de la Comisión Europea hace una diferenciación de la operación aprobada el sábado, que puede llegar a los 100.000 millones de euros, en dos partes: el préstamo de la UE al Estado español, y la recapitalización de los bancos. Su estudio parte de una conjetura que no genera duda: “según la información disponible, esa operación se realizará a través del Frob, lo que se clasifica como sector público”.

A partir de ahí, Eurostat, la agencia oficial de supervisión de la contabilidad de los países miembros de la Unión Europea a efectos de las posibles sanciones, empieza a deshacer dudas e interpretaciones diferentes. “El crédito aceptado por el Gobierno elevará directamente la deuda pública”, también habrá un impacto directo en el déficit por la vía de los intereses del préstamo”.
Nuestro presidente del Gobierno, Sr. Rajoy, negó en su comparecencia del pasado Domingo que los intereses del préstamo europeo vayan a computar en el déficit, una posibilidad que ya había adminitdo un día antes el ministro de Economía, Luis de Guindos. La parte más preocupante del comunicado se refiere a la recapitalización.
En pocas palabras, significaría que los bancos rescatados no abonarían ningún tipo de interés al Estado, que pasaría a ser accionista de los mismos vía nacionalización. Eurostat explica que la inyección de capital se habrá de considerará como una transacción 100 % financiera, sin impacto en el déficit público, si el Gobierno actúa como un inversor privado en busca de retornos de mercado.
Nos alertan desde Bruselas, la inyección de capital se considera gasto público (y afecta, por tanto, al déficit) “cuando se utiliza de facto para cubrir las pérdidas de un banco. Ni nuestro presidente Rajoy, ni Guindos ni ningún otro miembro del Gobierno han manifestado públicamente éste argumento.

Información sobre préstamos